A veces parece que no llega nunca, y otras veces nos pasa la vida volando, personalmente me ha pasado volando, como si ayer fuera 1 de enero de 2021 y ya estamos a 31/12…madre mía, que montaña rusa más potente ha sido todo este año.

365 días llenos de cambios, movimientos, aciertos, frustraciones,sinsentidos, tantas cosas, tantas situaciones, tantos «darse cuenta» y seguramente para muchos tantos «todo sigue igual» ; aunque me cueste creer que algunas personas «sigan igual» soy consciente y trabajo mucho en «aceptar» que es así.

Hoy quiero aprovechar este espacio para sembrar en ti ,otra vez ,algo de duda y reflexión . Son tiempos de transformación, son tiempos de distopía, son tiempos de guerra, y como se suele decir : «en la guerra y en al amor, todo vale». No es una guerra cualquiera, no hay armas, ni bombas, ni ejércitos, es una guerra psicológica, es una guerra social, es una guerra entre las «fuerzas de la Luz y las de la oscuridad». Hace muchos años, como unos 25, tuve la fortuna de conocer a gente maravillosa, despierta, distinta ( como ahora) , algunas de ellas me hablaron de que «la verdadera guerra es energética» , recuerdo quedar sorprendida por estas palabras y confieso que en ese momento no lo comprendía muy bien.

Recuerdo que me dijeran que la batalla era entre la Luz y las tinieblas, al mejor estilo de las películas, esas mismas que nos enlatan para llenarnos de primado negativo y hacernos creer que todo es «ciencia ficción».

Recuerdo también que otras de esas personas que se iban cruzando en mi camino, entre el Yoga, la Astrología, la alimentación consciente, ya me hablaban del NOM, como si fuera ayer, me viene a la mente el momento que pregunté muy seria ( al muy estilo capricorniano solemne) ¿ Cómo me doy cuenta de quienes son los «malos»? , y esta persona con una calidez brutal, una parsimonia pisciana y dulce me dijo: Cuando escuches hablar del Nuevo Orden Mundial, sabrás quienes son. Me quedé pensativa y reflexiva, tampoco entendía mucho lo que me decía, pero atesoré esas palabras y desde entonces puse más atención a todo lo que me iba llegando como conocimiento, escuelas, grupos, movimientos. Solo tenía 25 años y ya estaba siendo bendecida con la Luz del Conocimiento, al menos con las semillas que darían frutos para aplacar mi sed de verdad,que albergo desde muy pequeña.

Y así, entre aciertos y desaciertos llegué hasta aquí, como tu. Me gustaría que supieses que muchas veces perdí la fe, me volví escéptica, perdí la esperanza en la humanidad, me desanimé, me dejé arrastrar por falsas seguridades, otras veces me dejé seducir por el «camino fácil y corto» ¡por Dios! que lejos de mi naturaleza eso, así me fue, y aunque cada experiencia es un aprendizaje valioso, no siempre han sido agradables y suaves. Pero algo dentro mío siempre me golpeó, no lo puedo evitar, tengo la intensa y profunda convicción de la fuerza de la vida, del espíritu, de que somos eternos, que somos Luz, somos Amor y que esto es un juego, es un viaje por las «Galaxias» , por «la Comarca», que todo tiene un sentido y que aunque la cabeza más simple , esa que llamamos «Ego» nos quiera desviar, convencer, llevar por otros derroteros, al final el corazón gana y te vuelves a centrar, a alinear con el verdadero Ser.

Pasando revista a los dos últimos años:

2020… madre mía! a pesar de todo, de lo transitado, de lo experimentado y aprendido, fue un momento de ¡SHOCK! WOW! que fuerte todo, y para integrar tantos años de búsqueda aparecieron personas, enseñanzas, libros, grupos, energías nuevas, frescas, movilizantes , algo impresionante!. Un año de reflexión muy profunda, de revisar, de valorar, por qué no de comprensión y entendimiento esencial.

Entre el circo sanitario, la parodia política y la mentira monumental a la que fuimos sometidos , para muchos de nosotros se abría un mundo nuevo, ese que habíamos soñado hace tanto tiempo ( al menos yo), colaborar, compartir, crear sinergias, descubrir en la otra punta del mundo que otros pensaban como tu y estaban también creando «otro mundo, otra realidad». Cuantas sorpresas bonitas trajo el 2020, cuantas verdades develadas, y cuantas mentiras al descubierto.

Y así llegamos al 2021 con esperanza pero con prudencia ( mientras las fuerzas oscuras se preparaban para la estocada final) , sabiendo que «no todo lo que reluce es oro» y con la certeza interna de ir despacio, con la atención clara , muy conscientes y presentes si es que no queríamos «volver a caer en la trampa». Un año de Coherencia, de revisar la ética personal y de decidir como vivir de ahora en más porque «ya nada sería igual». El año del «despertar» , del despertar obligado, en donde por supuesto puedes quedar haciendo «como si nada» pero en tu fuero íntimo sabes que te estás mintiendo. 2021 un año de frustración y dolor, que necesarios son para este despertar. para movernos, unirnos, recuperar recursos personales, darnos cuenta de lo valiosos que somos y de que al fin y al cabo somos hacedores de nuestro destino.

Entre idas y venidas, momentos de tensión y relajación, donde hemos valorado aún más la importancia de nuestra soberanía personal como individuos, se acaba este 2021 tan pero tan distópico, tan de «locos», tan incoherente, incluso tan gracioso, porque al final es que te da la risa, el sinsentido es tan inmenso que ni el ciego más ciego puede negarse a «ver».

Pues con estas energías circundantes a nivel más físico y a nivel más cósmico llegamos al «último día del año». La pelea sigue estando y según cuentan las estrellas, tenemos por delante batallas importantes que vivir. Recuerda que a «cada día su afán» , vive el momento presente, sabiendo que todo lo externo es un espejo , una proyección de lo interno. Cuando la paz sea en tí tan inmensa, afuera no habrá lugar ni para la más mínima rencilla. Cuando tu sombra sea iluminada por completo, fuera solo brillará el sol con fuerza , la Luz se hará sin obstáculos en todo y todos. Por tanto el nuevo año que te encuentre más comprometido con tu trabajo interior, realmente decidido a mirarte, conocerte y sanarte. Son momentos donde es imprescindible recuperarse como individuo (acuario) para poder formar parte de un colectivo fuerte y soberano.Si no atiendes a tus miedos, frustraciones y dolores, te transformas en un blanco fácil para esa oscuridad que desea atraparte y dominarte ( aún más). Por esto,2022 te invita y empuja a CONECTARTE (Júpiter/Neptuno en Piscis) a vivir la Trascendencia, a comprender y vivenciar que eres espíritu, que la vida es el mayor regalo y la más sublime oportunidad, que estás aquí para evolucionar y nada más que evolucionar y que sino es ahora, será en algún momento, porque el sentido de la existencia es ese, y tu estás aquí para ello.

Así que después de pensar en voz alta y compartirte estas palabras, te deseo de todo corazón un RENACER pleno, con los pies en la tierra y la cabeza y el corazón bien elevados. Atento a cada paso, coherente, congruente, sereno, confiado y alerta. Suelta todo el lastre, perdónate, haz borrón y cuenta nueva . Valora lo vivido y aprende de la experiencia.Comprométete con lo más elevado en tí y vive de acuerdo a ello. No están solos, es el momento de unirnos de verdad y comenzar a establecer los cimientos de la Nueva Tierra.

Muy feliz comienzo de Año, vamos a por todas!

Gracias por lo recibido, gracias por lo aprendido y compartido, Gracias por la vida, mi familia, mi salud, mis recursos, los amigos, los nuevos amigos , gracias por tanta gente maravillosa que se levanta cada día para hacer de este mundo un lugar mejor. Por ellos, por mi,GRACIAS! FELIZ 2022!!!

Rossana

https://t.me/SoydelEquipodeLuz

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *